Tienda/Shop: +34 954 57 21 91 – Fax-Taller/Workshop: +34 954 57 72 71

Vestido corto de fiesta: cuándo podemos llevarlo

By Madison Diseño

Posted in

A la hora de decidir el atuendo perfecto para asistir a una fiesta, hay una serie de dudas que siempre nos suelen asaltar sobre diferentes cuestiones. Una de ellas, es sin duda, la posibilidad de llevar un vestido corto y cuándo es adecuado o no.

Son muchas las preguntas que nos hacemos respecto a este tema, algunas como ¿puedo llevar un vestido corto de fiesta por la noche?, ¿qué largo debe tener una falda o vestido corto para una fiesta?, o ¿qué tipos de complementos he de utilizar con estos vestidos cortos?

En este post vamos a intentar contestar a todas ellas, para que puedas elegir el vestido perfecto para cada ocasión.

En primer lugar, debemos decir que, pese a la creencia más extendida, podemos elegir un vestido corto tanto para eventos de día, como para eventos de noche. La excepción a esta regla es que en la invitación se especifique explícitamente lo contrario, y sea un evento de etiqueta (Black tie), etiqueta riguroso (White tie) o de gala, que es el más formal de todos.

En cualquiera de estos tres casos, si el evento es de noche, deberemos elegir obligatoriamente un vestido largo. Y, dependiendo qué grado de etiqueta, se deberán cumplir otros requisitos.

Por otra parte, independientemente del tipo de evento al que vayamos a asistir debemos tener en cuenta que el largo de un vestido corto nunca debe ser más de un par de dedos por encima de la rodilla. También deberemos evitar los escotes muy pronunciados, así como los tirantes excesivamente finos.

Por último, un vestido corto debe ir siempre acompañado de un zapato de tacón. La altura de este dependerá del tipo de evento, del lugar donde se celebre la fiesta y del momento. Si es de noche, podrá ser más fino y más alto que si se celebra de día, o si es en un entorno campestre será preferible elegir unos zapatos más bajos.

 

Tipos de vestidos cortos de fiesta

Lo primero que debemos hacer, a la hora de elegir el atuendo es saber diferenciar un vestido corto de un vestido de cóctel. Estos dos términos pueden crear confusión, ya que en realidad, el largo de ambos es parecido, siempre y cuando el primero sea de fiesta.

Las principales diferencias entre uno y otro son los tejidos y los ornamentos. Los primeros suelen ser modelos más sobrios, mientras que los segundos, habitualmente son alternativas más atrevidas e incluyen adornos como pedrería o formas asimétricas.

En cuanto a las telas, los vestidos de coctel incluyen sedas o detalles con encajes mientras que los otros generalmente están confeccionados en telas más austeras y menos llamativas.

Lo más apropiado es elegir un vestido de coctel si el evento es por la noche, o si es de día pero es muy formal. En este último caso podemos acompañarlo de una pamela, y en el primer caso de un tocado.

Pero es importante tener en cuenta que si nos decidimos por cualquiera de los dos, deberemos tener en cuenta que no podemos quitárnoslo hasta que el evento no termine, incluso cuando estemos en un lugar cerrado.

Por otro lado, hay que tener en cuenta el tipo de evento a la hora de elegir los colores. Por ejemplo nunca debemos elegir un color blanco o marfil para una boda, ni un vestido negro si la fiesta es de día.

En cualquier caso, recuerda que lo más importante es que tú te sientas a gusto con el vestido que escojas, ya que será la única manera de que puedas disfrutar plenamente del evento y de que te veas realmente radiante.

 

Comparte este artículo

¡Sé la primera en comentar este artículo!

Deja un comentario

Comentario


btt